Home » Familia » adopcion » Manteniendo la cordura en tiempos de espera

Manteniendo la cordura en tiempos de espera

Durante muchos eneros mi esposo y yo tratábamos de planificar cómo manejaríamos la ausencia de tener hijos y qué cosas podríamos realizar para despejarnos un poco la mente y alimentar nuestra vida como matrimonio. Para una pareja estéril, cada cambio de año marca la esperanza para un nuevo comienzo. Edgar y yo experimentamos que pueden haber muchos libros que hablen sobre la esterilidad y cómo manejarla, pero no es lo mismo escucharlo de personas que hayan pasado por situaciones similares a las tuyas y hayan puesto en práctica el “fabuloso” ejercicio de cómo mantener la compostura, cordura y sanidad mental/espiritual ante un escenario tan desafiante como lo es la infertilidad.

Así es que, Edgar y yo deseamos compartir aquello que pusimos en práctica durante estos pasados 10 años. Unas las leímos y algunas fueron recomendadas por nuestra psicóloga. Otras, las aprendimos con los desaciertos de la vida y con ello deseamos ser de aliento para toda pareja que se encuentra en proceso de espera, ya sea para continuar tratamientos médicos o en la espera de que esa hermosa llamada telefónica llegue anunciando que han de conocer su milagro de amor:

1) Mantener el amor encendido. Puede sonar muy simplista, pero una pareja pasando por esterilidad pierde con facilidad la llama del amor. Todo se convierte en citas médicas, rutinas y hay una enorme invasión a la privacidad y a la intimidad. Se deben buscar los espacios para reconectar el amor y recordar aquello que les llevó a unir sus vidas: desear estar el uno con el otro hasta que la muerte les separe. Así es que, si entendemos que calendarizar las citas médicas y/o con las agencias de adopción es importante, con mayor prioridad debemos sacar espacios a solas con nuestras parejas.

2) PAUSAS. Si algo Edgar y yo tuvimos que hacer fueron muchas pausas. Los tratamientos son drenantes y consumen tu mente, cuerpo y hasta tu psiquis. Aún los procesos mismos de la adopción son agotadores y ni mencionar lo que puede provocar el espacio de la espera. Es necesario que respiren. De lo contrario la obsesión tomará control de ustedes y el ampliar la familia dejará de ser un anhelo y se convertirá en una demanda.

3) Compartan lo necesario. Es importante rodearse de personas que sean fuente de apoyo. Pero si algo Edgar y yo aprendimos en el camino es que no todos entienden y pocos se comprometen a entender. Sin duda alguna, nuestras familias son sumamente necesarias para todos y en ocasiones sus formas de ver la vida toman influencia sobre nuestras decisiones. No obstante, es poco saludable tener que justificar nuestras decisiones de reproducción ante los demás. Las decisiones más importantes se tienen que tomar con nuestras parejas, porque ellos vivirán y compartirán nuestros aciertos y desaciertos. Con esto les quiero decir que el proceso de adopción y de tratamiento de fertilidad provoca suficientes tensiones, ansiedades y sensibilidades como para agregar factores externos como lo pueden ser comentarios de conocidos/familiares “bien intencionados”, pero cuyas palabras carecieron de tacto o empatía. iY cuánta falta hacen esos dos elementos! Mantengan a los necesarios cerquita de ustedes y permitan que el resto se vaya enterando a medida que las situaciones progresen de forma positiva.

4) DIALOGUEN. También suena “cursi”, pero la realidad es que para mantener la sanidad emocional/mental/espiritual debemos mantener a nuestra pareja al tanto de cómo nos sentimos y tomar decisiones en consenso. La esterilidad afecta a la pareja completa, no solo a la parte directamente afectada. Eso toma tiempo en aceptar y entender. Dialogar sobre aquello que se espera y aún sobre aquello que duele, es sanador para la pareja. A mí me costó mucho hablar de mis sentimientos con mi esposo. Levanté una barrera protectora. Pensaba que si no lo hablaba no me dolería tanto. ¡Que equivocación más grande! En nuestro caso, cuando ambos nos sentamos y derramamos nuestras penas, dudas, frustraciones, deseos y anhelos pudimos trazar metas en común y caminar juntos.

5) Busquen ayuda profesional. Las parejas que enfrentamos infertilidad necesitamos los foros adecuados para canalizar nuestras emociones. Ese foro puede ser con tu ministro, consejero(a) o un psicólogo(a). Buscar ayuda profesional no quiere decir que hay algo mal en nuestra mente o que hayamos perdido nuestra fe en Dios. Simplemente implica que hay un reconocimiento de que necesitamos nuevas herramientas emocionales/espirituales para enfrentar los retos presentes. Edgar y yo lo hicimos, nuestros pastores y nuestra psicóloga fueron una gran fuente de apoyo para nosotros. La espera desespera y lo menos que deseamos es perder la comunicación con nuestra pareja en la mitad del camino. Edgar y yo deseábamos tener una familia saludable, no perfecta.

6) LLOREN. El tiempo nos enseñó que las lágrimas no son sinónimo de derrota. Tampoco significan que haya ausencia de carácter. Nosotros nos dimos la oportunidad de derramar lágrimas cuando las noticias en el doctor no eran las adecuadas, cuando las pruebas de embarazo caseras y de sangre decían que no, cuando por la endometriosis tuvieron que remover mis trompas de Falopio, cuando tomamos la decisión de hacer el tratamiento in-vitro, cuando el banco nos aprobó el préstamo para hacer el in-vitro, cuando en las citas del tratamiento nos decían que todo marchaba bien, cuando perdimos el in-vitro, cuando tomamos la decisión de ampliar la familia por medio de la adopción, cuando nos llamaron para dejarnos saber que el estudio social había sido favorable y definitivamente lloramos cuando pusieron a nuestras hijas en nuestros brazos. El llorar juntos nos unió y nos fortaleció.

De seguro, podría escribirles otro tipo de recomendaciones, pero la realidad es que estas seis fueron vitales para nosotros. Y aún lo continúan siendo. Demás está decirles que en nosotros siempre tienen una mano amiga que por sobre todas estas palabras les recomienda que perezca todo menos la fe. Dios siempre está presente y se interesa por nuestros proyectos de vida.

iFeliz nuevo comienzo!

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado”. Isaías 26: 3

Advertisements

6 thoughts on “Manteniendo la cordura en tiempos de espera

  1. Leer esto me hace recordar tantas cosas de tu proceso!! no me alegra todo lo q sufriste pero si me da aliento el saber q con tu testimonio puedes tocar vidas q pasan por lo mismo!!love u sis!!

  2. Sasha, que bueno leer esto 🙂 hay diferentes procesos de ‘espera’ en la vida, y creo que tus consejos aplican tanto para los que pasan por situaciones como la tuya o para los que estan en otros tiempos de espera, que desespera, jeje. Un abrazote para ti y Edgar. Sigue escribiendo, please! El mundo necesita conocer su historia!

  3. Sasha, te felicito por haber compartido tu historia con los demás. Hay muchas personas que quizás sienten lo mismo pero no han encontrado la ayuda que ustedes encontraron, y tus palabras definitivamente los motiva a buscar alternativas. Mucho éxito!!

    Cariños,
    Zelma

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s